El regimiento Numancia se divide

Aunque en el Periódico de Aragón parece que se lamenten por eso, parte del Regimiento Numancia deja la capital. Recalco la frase:

El regimiento Numancia, una unidad militar con 300 años de historia que se halla ubicada en Zaragoza, perderá efectivo.

Está ubicada en Zaragoza, después de 300 años, entre otras cosas, porque entró como ejército invasor en 1707. Aunque les premien por ello.

2 comentarios

Archivado bajo Aragón, Ejército, Nacionalismo, Periódico de Aragón, Política, Sociedad

2 Respuestas a “El regimiento Numancia se divide

  1. Ojala desaparezca, no nos podemos olvidar de que este regimiento nos invadió y a raíz de esa invasión perdimos nuestros derechos como pueblo. No nos pueden vender su presencia en Aragón como algo positivo, se tienen que ir todos.
    Salud

  2. “Gloria al Regimiento de Caballería Numancia que nos arrancó de la tiranía roja, incorporándonos a la Nueva España”.

    Francisco Franco Bahamonde.

    ¿quienes son estos tipos?

    El Regimiento Numancia surgió por Real Decreto de 1 de abril de 1707, en que Felipe IV (V de Castilla) creo el Regimiento de Dragones (no cogería el nombre de Numancia hasta el 10 de febrero de 1718, por Ordenanza Militar) en el marco de la imposición por las armas de la dinastía borbónica intrusa y los sucesivos ataques a la Corona de Aragón. De hecho, este Regimiento creado ex-novo para subyugar a Aragón sufrió alguna derrota en nuestro país. Si bien, al final, las tropas borbónicas vencieron abriendo uno de los periodos más oscuros de la Historia de Aragón: imposición de los Decretos de Nueva Planta, la sumisión al Consejo de Castilla, la pérdida definitiva de los Fueros, etc.

    En Cataluña su Diada Nacional y su himno están relacionados con este momento histórico.

    En el País Valencià, aún hoy en algunas localidades se considera al primer Borbón como el enemigo de las libertades valencianas (recordemos la protesta formal de Denia cuando -antes del euro- en una moneda española se incluyó la imagen de Felipe IV (V de Castilla).

    Frente a esto, en Aragón, se homenajea a parte de los que se consideran descendientes de su ejército que muestra, no ya sin rubor, sino con orgullo tan lamentable origen.

    Los avatares del Regimiento a lo largo del siglo XIX fueron variados, pasó por disoluciones (como en 1823, en el trienio liberal), y reapariciones en distintas ciudades (nunca Zaragoza) en Alcalá de Henares en 1842, Ciudad Real (1850), Vicálvaro, Madrid y Barcelona (1852), València (1858), Madrid (1860), Burgos (1865), Valladolid (1869), Logroño (1870), Gasteiz (1872), Burgos (1874), Bilbo, Donostia, Tudela, Gasteiz, Iruña (desde 1883) y Barcelona desde 1899 hasta su desaparición como Regimiento e integración de su personal en el Regimiento Santiago el 5 de julio de 1931 con la reforma militar de Azaña.

    En 1934, con la victoria electoral de la derecha en la II República Española, reaparece el Regimiento Numancia en Vitoria.

    Tras el golpe de Estado fascista de 18 de julio de 1936 el Regimiento Numancia se unió con gran entusiasmo a los rebeldes fascistas realizando gran parte de sus acciones bélicas contra el Gobierno legítimo y democrático en el entorno de Madrid encuadrado en la columna del Teniente Coronel Monasterio (psicópata fascista que ensucia con su nombre una calle del Picarral zaragozano, para vergüenza de propios y asombro de extraños).

    El 15 de agosto de ese año, encontramos a este Regimiento en acciones bélicas en Ávila, el 3 y 5 de septiembre en Gredos; el 13 de octubre acude en apoyo a los fascistas en Toledo (todo un símbolo, recordemos el mito fascista del Alcázar de Toledo). De esta última campaña hay una anécdota que ilustra la calidad humana de estos tipos y que no me resisto a contar:

    Camino de Toledo, tomaron militarmente una pequeña localidad que tenía -desde tiempos de Al-Andalus- el nombre de “Azaña”. Cuando la turba fascista vió el inocente cartel a la entrada de la localidad la emprendieron a tiros contra el mismo. Días después, tras torturar y fusilar a aquellos vecinos no fascistas que no pudieron huir de la localidad (práctica habitual en las localidades que tomaban y que atendía a una fría planificación del Ejército fascista con el amparo y colaboración de la Iglesia Católica y de los caciques locales), el Comandante Velasco, responsable de esa soldadesca del Numancia en el pueblo, convocó a ocho vecinos fascistas para comunicarles que desde entonces esa villa llevaría el nombre del Regimiento que la conquistó seguido del de su comarca natural. Por eso -aún hoy- esa localidad se llama Numancia de la Sagra.

    Los fascistas, caracterizados por su incultura, no sabían que el nombre de Azaña procedía de un vocablo árabe (sāniyah) que evolucionó etimológicamente a assánya y que pervive en la actualidad (aceña). Por lo tanto, nada tenía que ver con D. Manuel Azaña.

    Durante la dictadura militar fascista el Regimiento sigue existiendo sin sobresaltos en Barcelona.

    No es hasta el 1 de enero de 1987, con la aplicación del Plan Meta, que encuadrado en la BRC Castillejos II como Regimiento de Caballería Ligero Acorazado “Numancia” número 9, cambia de ubicación de Barcelona a Zaragoza (hecho que se produce de hecho a lo largo del mes de mayo de ese año).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s