En “El Mundo” nos dan la razón

Los aragoneses no somos españoles. Eso al menos asegura el diario “El Mundo”, que, a pesar de considerar producciones americanas como españolas, a mayor gloria de la rojigualda patria, no considera que el Oscar ganado por “El Discreto encanto de la burguesía“, dirigida por Luis Buñuel, sea un Oscar “español”. En el país vecino nos siguen considerando como extranjeros. Afortunadamente.

“Quién sabe si lo convertirá en un éxito como ha hecho con otras de sus películas, que han cosechado premios en los festivales internacionales más importantes de Europa, consiguiendo incluso en 1983 el primer Oscar para el cine español con ‘Volver a empezar’.

7 comentarios

Archivado bajo Aragón, Cultura, Medios, Nacionalismo

7 Respuestas a “En “El Mundo” nos dan la razón

  1. JAVI-EL

    Así es. 10 años antes de que Garci recibiese su Oscar a la mejor película extranjera, se lo habían concedido al insigne turolense.
    El olvido no creo sea intencionado, más bien fruto de la ignorancia que sufren, no éste, sino todos los medios de comunicación actualmente.
    Si queremos ver en Garci un portador del nacionalismo español, (posibilidad que no descarto, pero me resisto a creer), el “olvido” de Don Luis no debería sorprender; pero si dicha omisión es intencionada, por el mísmo motivo, poco debe preocupar.
    Por cierto: el Oscar de Garci es del 82.

  2. La fecha es la que pone el Mundo. Osea, otro error en su cuenta, que barbaridad. Javi-el, la ignorancia no es de los medios, sino de los periodistas. Y sí, es cierto, son (somos) muy ignorantes. No se si el olvido es intencionado o no, pero me venía al pelo para colocarlo aquí. 😉 Saludos.

  3. A ver, a ver, cuidado con llamar ignorante al personal por ahí. Este es mi tema, así que entenderás que esta vez me explaye con justicia.
    Ese premio no es español porque es francés. Así de sencillo. El premio a la mejor película de habla no inglesa, al igual que el premio a la mejor película en general, no premian al director, sino a la película, y el premio va destinado al productor, es decir, al capital financiador de la misma. Por lo tanto, una película francesa, rodada en francés, con capital francés, postulada para el premio por la academia francesa, que no española ni aragonesa (porque no la había, ni la hay, ni seguramente la habrá, cosa que a mí me parece fatal), a efectos del premio, es una película francesa, sin que el director necesariamente tenga que ser francés y pudiendo ser turolense, ecuatoriano o mascareño. Ejemplos sobran: “Dersu Uzala”, dirigida por Akira Kurosawa, japonés, concurrió a los premios por la difunta U.R.S.S.´, su obra maestra, “Ran”, era igualmente francesa, pese a ser rodada en Japón con equipo y actores japoneses; “El laberinto del fauno”, sin ir más lejos, y muchas de las películas afganas e iraníes, e incluso orientales de los últimos años en realidad son de capital francés o incluso alemán, y concursan en los premios por estos países y no por el que aparentemente podría pensarse. Ejemplo hay a patadas en todos los festivales con cierto grado de calidad. Las cintas mexicanas de Buñuel recibirían el premio por México, y “Un perro andaluz” o “La edad de oro”, o las últimas películas de Buñuel, son francesas. Sólo “Viridiana” y “Tristana”, además del documental sobre Las Hurdes, son españolas en la obra de Buñuel, y desde luego, aragonesa, ninguna. Como siempre y por desgracia, la clave es el capital, no la persona. Si, por ejemplo, ya que nombráis a Garci, “Volver a empezar” hubiese sido dirigida por Garci pero producida por Italia y rodada en Cinecittà, el premio tampoco sería español, sino italiano, aunque esté rodada en Asturias y con actores españoles.
    Mezclar sin venir a cuento y de manera torpe una cuestión que en Hollywood y en la producción europea y mundial está asentada así desde hace ochenta años con las cuestiones nacionalistoides de este puñetero país está fuera de lugar. Otro ejemplo: el famoso “Napoleón” de Abel Gance, una de las obras históricas del cine francés, era coproducción franco-española en realidad. De haber habido premios para ella, podría haberlos recibido por España a pesar de contar con director y reparto totalmente franceses, o sea, “del país vecino”.
    “El Mundo” no es santo de mi devoción, pero aquí han sido estrictamente rigurosos y veraces.

  4. Una aclaración, y además, para darle un pequeño “palo” a “El (in)Mundo”: el premio de Garci sí fue el primer Oscar a la mejor película de habla no inglesa para el cine español, pero no el primer Oscar español: el fotógrafo Néstor Almendros ya había ganado uno y el escenógrafo Gil Parrondo, dos.

  5. Osea, que, en el fondo, sí que son unos ignorantes, ¿no? 😉

  6. Creo que ambas posturas tienen su parte de razón. 39escalones lo explica perfectamente. Pero a pesar de las ideas de Buñuel, en España se toman por suyas sus películas y entran dentro de las celebridades artísticas españolas. Por más que sean de capital extranjero y de su exilio. Creo que se entiende lo que quiero decir.

  7. Ahí está el enemigo nacionalista español castellanizante apropiándose de todo, lo que es suyo y lo que no, como bien dice Alejandro. Con Néstor Almendros ocurre igual: tanto el nacionalismo español como el catalán (nació en Barcelona) se intentan apropiar de su memoria, pero casualmente él empezó en el oficio, ¡en CUBA! Y nunca faltan secuaces de esa secta castellanizante para continuar la tradición, como “El Mundo”, que sí, al final resultan unos ignorantes.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s