Los cursos coloniales en Malón (Tarazona y el Moncayo)

Gracias a Desidias nos enteramos de esta curiosa nota de Fernando Orte en Aragón Digital. Habla sobre los cursos de historia “Villa de Malón”, pero claro, este año estaban centrados en los Decretos de Nueva Planta, de ominoso recuerdo para nuestro país. Y ahí es donde empiezan los problemas.

El director del curso es Ignacio Ruiz, de la Universidad Juan Carlos I. Con ese nombre, dedicado a un familiar de Felipe IV, evidentemente no se podía esperar nada bueno. Leo atentamente el entrecomillado:

“Los decretos de nueva planta son una serie de disposiciones regias que nos otorga el primer rey Borbón Felipe V, en este caso, algunos de ellos promulgados durante la guerra de sucesión española, conflicto armado en España y en el resto de Europa donde se pone en tela de juicio lo que es la herencia de la monarquía hispánica de Carlos II, que muere sin descendencia directa”.

Ahí es nada. Pocas cosas más coloniales que esta frase. Desde la Universidad con nombre de Borbón, un profesor banalizaba sobre los decretos de nueva planta, que destruyen la organización nacional del país. Es más, no sólo lo banaliza sino que parece que nos hace un favor. “Nos otorga”. Eso dice. “Nos regala” quiere decir. En ese nos, la realidad colonial. En ese nos, los siglos de sumisión a España, en ese nos, el desprecio de un pueblo a su propio orgullo e historia.

29 comentarios

Archivado bajo Aragón, Aragón Digital, Cultura, Historia, Nacionalismo, Política, Sociedad

29 Respuestas a “Los cursos coloniales en Malón (Tarazona y el Moncayo)

  1. maria

    Creo que no sabes que es Felipe V y no IV el de tan infaustos decretos. Además, si hubieras ido al curso sabrías que para nada se vanalizó sino que se trató en profundidad cómo afectaron estas medidas a la destrucción de lo que había sido hasta entonces el Reino de Aragón. A veces es mejor callar que decir tontadas sin conocimiento…

  2. Maria, amiga. Gracias por tu visita. Antes de contestar en ese tono deberías revisar bien las cosas. Meditar. Pensar. Y después hablar. En Aragón no ha habido ningún Felipe V. En el reino de Aragón el último Felipe fue el IV. Felipe I de Castilla (el Hermoso), nunca reinó en Aragón y por tanto, la cuenta en Aragón no es igual que la de Castilla (y por tanto, la que hacen en España).
    Por otra parte “vanalizar” no existe en castellano. Se escribe con b. Banalizar.
    La crítica, como podrás comprobar si relees el texto es para la frase que citan del profesor, y no para el curso, ni para los que estuvisteis (si es que estuviste). No te molestes en disculparte. Estás perdonada.

  3. maria

    No me has de perdonar nada pues no lo he pedido. Mi “vanalizar” viene de vano, según Joan Corominas, reputada autoridad en filología del castellano viene del latín “vanus” y es vacío, hueco, y de ese vano derivan vanidad, vanagloria y muchas otras cosas que seguramente sabes ya que te tus conocimientos no dudo. Tú Banalizar es un término derivado del francés y derivado de “ban” circunscripción feudal, y a eso no me estoy refiriendo. Y todo este rollo que te he contado sobre la filología es para preguntarte ¿porqué te aferras a una gramática del castellano y no te ciñes a la cuenta oficial de los reyes en castellano y cuando te refieres a otra cuenta distinta de la oficial, para lo que tienes todos los derechos, no lo apostrofas “según la cuenta de Aragón, o de tu pueblo o de tu pandilla o lo que sea, simplemente? Ahora he hecho un corta y pega de tu crónica sobre lo que dice el profesor:

    “Nos otorga”. Eso dice. “Nos regala” quiere decir

    ¿quién te ha dicho, Chorche, que tú eres el intérprete de lo que alguien quiere decir. Otorgar es lo que hacen los reyes con sus decretos en aquellos años, lo quieras o no. Y hay “cartas otorgadas” que son verdaderas imposiciones a los súbditos, como tú sabrás muy bien. Creo que eres tú, Chorche, quien ha de meditar un poquito y no hacer interpretaciones torticeras de ofensas que creo que sólo están en tu mente. Un saludo

  4. María…dice la R.A.E.:
    La palabra vanalizar no está registrada en el Diccionario. Las que se muestran a continuación tienen una escritura cercana.

    * banalizar

    ¿De acuerdo?. Pues eso. Vanalizar en castellano no existe.

    Evidentemente yo interpreto. Y puedes no estar de acuerdo. Pero si calificas de tontada algo, al menos puedes dar argumentos, y no poner faltas de ortografía y descalificar.

    Escribo en castellano (en este blog) y me aferro a su ortografía, como así ha de ser. Existe una institución, la academia de la lengua que fija la norma escrita, y por eso es correcto escribir banalizar e incorrecto escribir vanalizar.

    Sin embargo, respecto a la cuenta de los reyes, no existe un criterio único, oficial, ni fijo. En mi país no ha habido ningún Felipe V, y es a eso a lo que me ciño.

    Y sí, los reyes otorgan, es decir, que condescienden y hacen merced de algo, porque les viene en la real gana. En este caso, emplear el verbo otorgar considero que tiene un significado malévolo, porque tú misma has dicho que los decretos de nueva planta son infaustos.

    Y yo soy el intérprete porque para eso este es mi blog, y en el doy mi opinión sobre lo que leo, veo y oigo.Puedes estar de acuerdo o no, desde luego, y puedo estar equivocado o no, también desde luego. Tú y cualquiera que entre, que todo el mundo es bienvenido, puede distinguir entre opinión y realidad. Y mucho más entre mi opinión y cualquier realidad.

  5. maria

    La R.A.E. la creó Felipe V, mi Felipe V y tu Felipe IV, para dar unas normas únicas a todo su reino y no ya “sus reinos”, incluido “tu país” (por cierto, ¿desde cuando ese reino del antiguo régimen es país ahora?) y así uniformizar y controlar el idioma, una forma de control y dominación como cualquier otra. Pero tú a ese yugo te pliegas con docilidad, yo no, y no consideres falta de ortografía lo que tiene otra interpretación particular, igual que la de tus reyes y tus países. Y en castellano tampoco existe “blog” todavía, por si nos ponemos más papistas que el papa. También deberías repasar las diferencias entre reino, nación, país o estado que son matices políticos pequeños pero determinantes. Y no deberías tener tanta rabia cuando se te contesta llevándote la contraria, deberías estar acostumbrado si dices que todas las opiniones son bienvenidas ¿o sólo las que te dicen lo mismo que opinas tú? . Saludos

  6. ultranacionalista

    Ja ja ja ja muito buena la maria ista.

    Resulta que como ha ficau a cullareta de tot en lo tema ortografico, se’n esfiende dizindo que ella no sigue as imposizions ortograficas d’ixe rei.

    Esta ye a tipica española proge, cretica la uniformazazión ortografica de os reis castellanos pa dimpues azeutar totas as consecuenzias que ixas politcas ban fer á la nuestra patria.

  7. María, ya ves que no te han borrado los mensajes. Eres tu quien ha venido haciendo de menos las opiniones de este blog y quienes participamos. Con la clásica invocación al tamaño, supongo que será lo mismo España con Rusia para determinar la legitimidad de un país o como lo quieras llamar. Me parece un error que porque un rey reinara en varios territorios hacer de ahí una unidad política. Bajo ese punto de vista el Franco Condado, Cerdeña y tantos otros territorios también son España. Así que no te victimices con que aquí no se respetan ni se dejan escribir otras opiniones. Y a lo mejor me estoy metiendo en tarea de Chorche, pero me pone malo la gente que viene así y se hace la ofendida. A lo mejor es que no está acostumbrada a a argumentar, sino a que las cosas son así porque sí, sin más. No te preocupes, tu mente está colonizada, como la de tantos otros, que estés por aquí es el primer paso para que veas más alla, amiga.

  8. maria

    Me parece que vivís en un mundo propio, así pues, lamento haber topado por casualidad con este “blog” donde sólo se respeta lo que se quiere oír y lo demás es error, dominación, colonialismo, etc., etc. Pero cuando apagáis el ordenador debéis volver al mundo real y dejar ese mundo de Yupy donde os refugiáis para no ver que no sois país, que no tenéis idioma (bueno, hay una especie de fabla de pastores pirenaicos), de estar en medio de un antiguo reino como Castilla que tenía todo eso y de un antiguo condado como Catalunya que lo tiene actualmente. Debe ser necesario crear un “blog” para soñar glorias que no se tienen en la realidad, pero no deja de parecerme patético. Saludos Chorche y compañía.

  9. ¿Y eres tu la que hablas de falta de respeto? Me gustaría que dieras tus razones para negar la existencia de Aragón como nación. Esa es la diferencia, mientras yo no niego la existencia de España los hay que niegan a Aragón. Creo que era Joaquín Peiró quien decía que mientras los españoles no tienen que justificar nada, los demás sí tenemos que hacerlo con todo. Por cierto, una cosa son mis ideas, utópicas algunas, a día de hoy, mañana no lo sé, y otra la aplicación práctica, lo suelo aclarar porque se parte de ese prejuicio.

  10. No se

    María: dejar ese mundo de Yupy donde os refugiáis para no ver que no sois país, que no tenéis idioma (bueno, hay una especie de fabla de pastores pirenaicos).
    *Impresionante acabas de dejar a Argentina, Chile, Brasil, USA, Canada sin ser paises, pues no tienen idioma propio. Aragón tiene tres idiomas propios en la actualidad castellano, catalán y aragonés. Serán Paises Suiza o Canada o… ¿ Que problemas tienes con los pastores pirenaicos, son menos personas que tu o que los filologos madrileños o que ?.

    María: de estar en medio de un antiguo reino como Castilla que tenía todo eso
    *Tan antiguo como el reino de Aragón cuyos fueros, tribunales e iglesia usaban el aragonés además de los pastores pirinaicos.

    María: y de un antiguo condado como Catalunya que lo tiene actualmente. Que formo parte integrante de la Corona de Aragón;
    *REPITO: Aragón en la actualidad usa tres lenguas.
    La diferencia entre la Corona de la que el Reino de Aragón formaba parte con otras coronas, imperios, reinos es: que mientras la mayoría de los imperios han sido y son unificadores la Corona de Aragón era una Confederación donde los terrotorios conquistados eran del Rey y por tanto pasaban a formar parte de la Corona de Aragón pero respetando sus leyes, lenguas y su idiosincrasia, Neopatria no era del reino de Aragón, ni del Condado de Barcelona ni del Reino de Valencia; era Neopatria de la Corona de Aragón que formaba todo ese conglomerado.

    María:Debe ser necesario crear un “blog” para soñar glorias que no se tienen en la realidad, pero no deja de parecerme patético. Saludos Chorche y compañía.
    *Pues si es muy necesario, no uno sino cientos, entre otras porque vosotros sois mayorias y veis y analizais la historia como vencedores que sois, y esta situación hay que denunciarla.
    Saludos

  11. maria

    No he pretendido faltar al respeto a nadie, de hecho no he hablado para nada de nación Aragonesa (repasad mis réplicas), que no pongo en duda, sino de Aragón como país, cosa que ciertamente no es en la actualidad. Y lo que creo es que no hay que mezclar una cosa con otra porque a la larga la confusión no os beneficia. Y no tenéis que demostrar nada, salvo a vosotros mismos, durante 5 años viví en Aragón donde tengo algunos de mis mejores amigos. sé de lo que hablo, pero viajar abre la mente a otras cosas, sobre todo para no hacer un drama de supuestas ofensas ultranacionalistas. Y no he dicho que no seáis país porque no tengaís idioma, sino que “no sois país” y “que no tenéis idioma” (la fabla no es idioma aun, aunque le pese a alguno), y eso son dos cosas diferentes. Y si algo soy es dialogante, nada de rollo de vencedor y esas cosas que decís, pero tampoco doy la razón en cuestiones que creo que no la tienen. Y en vosotros veo mucha visceralidad defensiva a la par que confusión de conceptos jurídico-políticos. Y no me gusta hacer un duelo medieval sobre temas tan personales dónde se mezcla la pasión de cada uno por su tierra con el afán de que los demás compartan esa idea. Saludos

  12. Mira por favor la definición de país y de nación en el diccionario de la RAE, y luego nos dices si te sigue pareciendo que no entra Aragón en ella. No es sinónimo de estado. Ni todo el que lo cree es independentista, aunque aquí lo seamos casi todos. Supongo que no habrás querido ofender, pero hablar de fabla de pastores queda ahí, aunque no se tenga en cuenta. Es un tema para debatir aparte lo de la lengua, tampoco sabemos en que te basas, cada cual es libre de pensar lo que quiera. Por cierto, por cuestiones laborales, llevo la mitad de mi vida fuera de Aragón. Así que lo de viajar no cuela, es otro tópico. Más le valdría viajar o lo que sea, a quien es incapaz de ver otras realidades distinta de la española. No digo que dé la razón, sino de tolerar esa idea, cuestiones que se confunden a menudo. No es cuestión de retroceder en el tiempo, de ahí nos viene nuestra esencia, sino de querer ser ahora. Y para cerrar mi intervención, voy a la fuente original, dónde habla de derecho de conquista. Aunque supongo que ésto lo habréis visto en el curso.

  13. María. Tú te lo dices todo. Y dices lo mismo de siempre, nada nuevo. No has descubierto el sol. Si te digo en los sitios donde he viajado, y donde he vivido, te quitarías algún prejuicio. Sin prejuicios se viaja mejor, y se comprende la realidad. Es curioso que me acuses de ponerme a la defensiva, y de no se cuantas maldades más porque me llevas la contraria. No querría hacer un “y tú más”, así que no lo voy a decir. Los que nos leen, que los hay, sacarán sus propias conclusiones. Lo demás….es totalmente banal. Con b.
    Y no, no somos país y no tenemos idioma. De hecho, ahora mismo no estamos escribiendo, el cielo es verde y Huesca es un agujero negro de la galaxia Andrómeda.
    Es tremendamente instructivo ver como el nacionalismo “banal” español sabe exactamente lo que somos lo demás, lo que tenemos que ser, y lo que tenemos que hacer. Y no, no te digo que seas nacionalista ideológica, sino banal, osea trivial. Osea, que casi sin querer, así como quien no quiere la cosa, eres nacionalista española. Lo cual no es malo ni es bueno. Es. Y eso, amiga María, que sí, que eres bienvenida, es diferente que ser conscientemente nacionalista. Por mucho que viajes.
    ps. Por cierto, ¿no estuviste en Malón, verdad?
    ps2. Creo que cuando escribes un comentario diciendo que un post es una tontada, lo menos que puede hacer el autor es defenderse y no dar por bueno lo primero que le dicen. Si eso te molesta, pues no se, igual deberías pensar en no leer cosas con las que no estés de acuerdo.
    ps3. Tontadas, patético….dices que no quieres faltar al respeto, pero lo disimulas bastante bien.

  14. Alejandro, fue Antonio Peiró. Colgué un artículo suyo donde lo explicaba perfectamente. Los comentarios se convirtieron en un debate muy interesante, donde María seguro que se ve muy reflejada.
    https://aragoncolonial.wordpress.com/2007/06/07/nacionalismo-espanol-y-nacionalismo-aragones/

  15. Le he confundido el nombre con el futbolista, gracias por la aclaración y el link. Eso me pasa por escribir de memoria.

  16. maria

    Chorche, entre nosotros y con todos los respetos, ¿no crees que tu primera afirmación que dice algo como “qué se puede esperar de un profesor de una universidad con ese nombre -Rey Juan Carlos” es superficial, “vana” y de un desprecio gratuito hacia lo que desconoces pero juzgas sólo por un nombre? Eso lo primero que me llamó la atención de tu 1ª intervención; lo 2º es lo que ya te dije, que interpretas, mejor dicho, malinterpretas y das un sentido a una frase que no es el que tenía, y lo haces instrumentalmente para acercarlo a ese papel de víctimas de los demás en que os habeis posicionado. Mi primera réplica era una queja por esa superficialidad y esa manera trivial hasta la crueldad de tratar lo que desconoceis, seguís desconociendo y no teneis ningún interés en ver. Es mucho más cómodo vuestro papel de victimismo beligerante en dónde siempre son los demás los que tienen la culpa de vuestras desgracias, incluido el que ahora los taxis de Zaragoza ya no lleven la bandera aragonesa. Yo eso lo defino como patético, si tú lo quieres llamar de otra manera, es cuestión de adjetivos, no de la esencia, y la esencia era intentar no ofender, pero también, como tú mismo dices, no dejar sin defensa lo que no compartes. Saludos.

  17. Torticero, María, un comentario torticero. Hablo del nombre de la Universidad y nada digo del profesor. De hecho, la frase que citas mal dice: “El director del curso es Ignacio Ruiz, de la Universidad Juan Carlos I. Con ese nombre, dedicado a un familiar de Felipe IV, evidentemente no se podía esperar nada bueno.”. ¿Eso te parece cruel?. Mira María, “patético” no es un argumento. Eso es un desprecio y una falta de respeto, ya que tanto te preocupa eso. Puedes disentir, no estar de acuerdo, hablar, no hablar, comentar, leer o no leer. Lo que te apetezca. Incluso faltar al respeto, pero al menos lo puedes asumir.
    Yo hablo, una vez más te lo voy a decir, de la frase que publicó Aragón Digital, y que, al contrario que tú haces, he citado exactamente. Después, logicamente la interpreto tal y como hago en este blog. (En este, y no en otro). Como comprenderás este blog tiene un fin particular, y por tanto, todo se mira desde ese punto de vista. La frase, el contexto, los cursos, el pueblo, el profesor, el rey, y todo lo de más pueden verse desde mil puntos de vista, pero no en este blog que es exclusivamente para mirar la realidad con los ojos del colonizado que quiere dejar de serlo.
    Y no, “tontadas” tampoco es un argumento.
    ps. ¿Estuviste en el curso?
    ps2. El blog es exclusivamente mío. Te agradezco el plural mayestático pero no lo merezco.
    ps3. Te ruego que señales en qué punto te he faltado yo al respeto o te he respondido cruel o salvajemente por disentir de tí.

  18. Entiendo en parte lo que quiere decir María. El victimismo es esencial en cualquier nacionalismo (también en el español, ¿o no se acompleja y se victimiza históricamente en referencia a hechos como la rivalidad con Inglaterra o la guerra de Cuba?). Desde luego, no tiene razón en cuanto a considerar que Aragón no es un país o que no tiene lengua. Para lo primero, tercera acepción del Diccionario R.A.E.: país = territorio. Para lo segundo, a falta de una, tenemos tres, más allá de que un papel lo diga. Las lenguas no lo son porque un político sentado en un sillón apruebe un decreto, sino porque responden a una realidad: la gente las usa para comunicarse. Y aquí hay gente que usa lenguas distintas al castellano, por mal que les pese a algunos.
    Por otro lado, María, el profesor de la Universidad Juan Carlos I, y me temo que más de media España y parte del extranjero, han sufrido, algunos queriendo y otros sin querer, la uniformización de la historiografía que se padece en España desde Felipe V de Castilla y IV de Aragón (el título “rey de España”, María, es coloquial hasta Carlos III, porque no responde a una realidad política, los territorios del rey conforman la Monarquía Hispánica, no España, ya que la forman teritorios de todo el mundo, aunque la corte estuviera en Madrid y aunque en las películas americanas lo usen de forma anacrónica), tendente a castellanizarlo todo y a negar o camuflar la historia y la cultura propias de otros territorios en lo que difiere en su relación con Castilla y lo castellano. La eclosión de este fenómeno tuvo lugar en la época franquista, cuando se negaba el derecho a existir a todo lo que no fuera castellano, incluso manipulando la historia para hacernos creer que España nació con los Reyes Católicos, gran falacia, por cierto.
    Por eso hay muchos, profesores incluidos, que siguen viendo los hechos históricos desde una óptica castellana, y por extensión, “imperialista” política y culturalmente, quizá no de forma consciente, pero sí por tradición. Y contra eso es contra lo que luchamos muchos en Aragón y en otros territorios y en lo que debe basarse un “hecho diferencial” legítimo. ¿Por qué Navarra y País Vasco conservan sus privilegios legales y económicos? Simplemente porque en dos guerras apoyaron al bando correcto, al ganador, y Aragón no. Felipe V de Castilla y IV de Aragón acabó con el “hecho diferencial” de Aragón, con su personalidad política, jurídica y cultural propia a golpe de derecho de conquista, como resultado de una guerra, cosa que los vascos y navarros, por muchas paranoias que se monten los primeros, no pueden decir. Y no se nos puede negar que, aunque pocos, sin que se nos haga caso, intentemos recuperar en la era de la democracia, supuestamente, una situación que se nos quitó por derecho de conquista
    María, yo soy aragonés. No soy nacionalista, ni aragonés ni español, ni europeo ni marciano. Como he dejado dicho en algunos comentarios aquí mismo “nación” es un término de práctica política sin ningún otro valor y que cuando se convierte en dogma no lleva sino al desastre (también cuando es “español”, como bien demuestra la Historia); por ello algunos defendemos su abolición y su sustitución por un pacto nuevo que refleje los derechos de todos, incluso de los que somos pocos y tenemos pocos diputados en Madrid para que se nos haga caso. Aragón tiene razones de sobra para reclamar lo que generosamente se da a otros con más peso político gracias a una ley electoral injusta que colma de privilegios a unos territorios y condena al olvido a otros, con los mismos derechos, a veces incluso con más derecho que nadie. Ciertamente, a veces nos recreamos en el victimismo. Pero no se pueden negar dos cosas: primera, que Felipe V de Castilla y IV de Aragón nos arrebató por las armas unos derechos que no se nos han restituido, y segunda, que nuestra historia, nuestra cultura y nuestra personalidad como pueblo es mucho más rica y diversa, y que va mucho más allá de la relación con Castilla en los últimos quinientos y pico años, y la conformación del mismo Estado desde hace “sólo” trescientos.
    Cuando Juan Carlos I desaparezca, apoyo una República Federal, desde luego. Pero si su “querido” hijito reina, no dudes en que no surgirán voces discrepantes en cuanto al ordinal de su nombre. Todo el mundo lo llamará Felipe VI sin discusión, sin atender a nada, sin ni siquiera detenerse a pensar en que eso no será correcto, porque en medio país (Navarra, Aragón, Cataluña, Valencia, Baleares) nunca gobernó el que llaman Felipe I “El hermoso”, y eso es así, guste o no guste. ¿Escucharemos alguna voz discrepante, crítica, o simplemente aclaratoria de esta circunstancia? Probablemente sí. En Aragón y en otros sitios. ¿Se escuchará en Castilla? ¿Se difundirá por medios de comunicación de toda España? Seguramente no. Chocamos contra dos intereses: el de la monarquía porque no se cuestione nada de lo que hagan, empezando por los nombres, y el de la uniformización castellanizante que se sigue difundiendo y amparando desde muchos sectores políticos y culturales españoles, sobre todo de la derecha, ya que todo lo que sea cuestionar las esencias patrias heredadas del franquismo les provoca pústulas. Y ni María ni nadie puede negar una realidad tan evidente.
    Saludos a todos.

  19. Pepe

    Puede que no sea políticamente correcto para un nacionalista aragonés, pero me niego a utilizar lo de “Felipe IV de Aragón”. Sólo se merece que le demos tal nombre desde que juró nuestros Fueros en 1701 hasta que los derogó, por derecho de conquista, en 1707. A partir del Decreto de abolición foral de 29 de junio, Aragón deja de existir como entidad política, anexionado por el vencedor-conquistador; y Felipe no es rey de Aragón (ni se merece que lo consideremos como tal), ni, por supuesto, de España (¿?): es, únicamente, rey de Castilla. Así que me niego a considerar rey de Aragón al Felipe que culminó el trabajo empezado un siglo antes por otro Felipe (I de Aragón: aquí conforme). El rey que nos conquistó, el que abolió nuestras instituciones y nuestra foralidad, fue un rey extranjero: Felipe V de Castilla. Pero 1707 no es el punto final, sino, en cierto modo, el punto de partida. Las naciones tienen a veces muy poco que ver con lo que dicen los papeles o los mapas oficiales. Por otra parte, el numerico que los españoles tengan a bien dar a su futuro monarca, me la sopla. Saludos.

  20. Un interesante punto de vista, realmente.

  21. Pues, efectivamente, Pepe tiene razón. Es así.

  22. uno que pasaba

    Siento discrepar, si se hacia(n) llamar de España, o alguna de sus versiones.

  23. chesus

    Maria, he creido entender que no eres Aragonesa y sin quitarte ningun derecho a defender lo que quieras, he de decirte que me importa un pito lo que penseis los Españoles………bastante tengo con los Aragoneses colonizados, como para preocuparme de lo que penseis vosotros.

    Vivir vuestro nacionalismo como querais y ser felices……………tanto os cuesta hacer lo mismo con nosotros?

    Entalto Aragon

  24. Como aragonés “colonizado”, al menos en parte, y que por eso no es menos aragonés que otros, creo que Chesús hace mal en que le importe un pito lo que piensen en el resto del Estado. La endogamia intelectual o ideológica es el primer paso para el sectarismo, y de él nunca sale nada bueno.
    Más mezcla, más intercambio, y sobre todo defensa de lo aragonés con argumentos y con datos, con historia y con justicia. Convencer, no despreciar.

  25. maria

    Pues si, resulta que no soy aragonesa, pero tampoco me siento de ninguna “autonomía” o “país” o “nación” o como querais llamarlo, ni me siento española, ni colonizada, ni nada de eso. Es lo que pasa cuando se pasa una la vida viajando, que no te sientes de ningún lado y de todos, y en todos hay cosas buenas y malas. Y la historia es un poco como una prostituta que todo el mundo manipula y quiere que se vaya a su cama. Es lo que intentaba deciros. Y estoy de acuerdo con 39escalones en lo de la “defensa de lo aragonés con argumentos y con datos, con historia y con justicia”, y no porque sí. Saludos

  26. JAVI-EL

    Hola MARÍA; estoy aburrido en casa y leo ahora tu comentario, corto, conciso y muy correcto.
    Parafraseando a Rosendo Mercado, “cada lugar, exclavo del pasado en el presente, ve marchito su futuro, sin que nadie lo lamente”. Es cierto, el hecho de viajar y conocer, (también es mi caso), te abre un nuevo prisma de visión, te “deslocaliza” un poco; en mi caso particular, te hace un poca apátrida, ciudadano del mundo, localizado en una época determinada.
    Todas las naciones, países, naciones autonomías… se ríen de las/los demás, minimizan sus logros, ponen en tela de juicio sus “legitimidades”… Y lo peor es que todas tienen razón.
    Nunca ha habido naciones, países, naciones autonomías etc. homogéneas en ningún sentido, ni los vascos, que “desgracia” a Don Sabino han llegado a creer en una pureza de sangre vascona, con todas sus connotaciones, y lo han llegado a creer en un amplio poscentaje; al final, cada uno creemos lo que queremos, aún a sabiendas de su imposibilidad.
    La unidad de grupo, con cualquier denominación, se ha conseguido a base en desterrar, reprimir o asesinar a los grupos que no pertenecían a la línea de pensamiento dirigente, en pos del bien común.
    En base a la determinación de diferentes grupos, más o menos heterogéneos, se han cometido, por todo lo ancho y largo del planeta y durante todas las épocas, ingentes tropelías sobre poblaciones enteras o indivíduos, buscando una identidad común. Como las ovejas, vamos.
    Reflexionemos. El indíviduo es lo que debería preocuparnos; nosotros deberíamos preocuparnos.
    La historia no deja de darnos ejemplos, y nos empeñamos en desoírlos y convertirnos en rebaño, a costa de lo que sea.
    Mi aragonesismo está, al menos para mí, fuera de toda duda. Pero que el árbol no nos impida ver…
    Saludos.

  27. Borinot

    JAVI-EL:
    “ni los vascos, que “desgracia” a Don Sabino han llegado a creer en una pureza de sangre vascona, con todas sus connotaciones, y lo han llegado a creer en un amplio poscentaje(sic)”.

    Fote, pos bien se bale que has biacheau muito…

  28. Jolio, pos yo que he vivido fuera una gran parte de mi vida….y todavía sigo pensando así. Será que no es verdad que se cure lo que no es una enfermedad.

  29. JAVI-EL

    Hola Chorche. Creo entender, (no tengo la suerte de charrar), que entiendes que no he viajado demasiado; seguramente, más de lo que hubiera deseado, pero no creo que ésto vaya en el debe o en el haber de nadie, es un hecho coyuntural, (en mi caso, profesional).
    Si tan bien conoces el nacionalismo vasco, como deduzco de tu excepticismo, no tengo ningún problema en debatirlo contigo. También te aseguro, que no tengo el más mínimo rechazo hacia él. Seguramente, no tenga tantos elementos de juicio sobre el asunto como el de sus pobladores, (de Euzkadi, como ellos prefieren), unos nacionalistas, otros independentistas y otros sencillamente hartos de tanta banalización.
    He vivido circustancialmente 6 años en Donosti, y éste hecho no me legitima en absoluto como conocedor del nacionalismo vasco, pero sí me aportó un profundo respeto hacia aquel pueblo, a sus tradiciones, a su “cotidianedad”.
    No estoy enfrentado a ningún tipo de nacionalismo, Aragonés, Catalán… y mucho menos vasco, (en cierto modo, tengo un pedacito de mi vida guipuzkoano).
    Estoy en contra de la utilización, (nunca en beneficio del pueblo integrante, te lo aseguro), sectaria y maniquea que de él se hace.
    Por supuesto, ni Sabino Arana y Goiri fue el “visionario mesiánico” que el españolismo reaccionario se ha encargado en divulgar, ni el candil encendido que “guía e ilumina” que necesitan los nacionalistas; Sabino aglutinó unas ideas y sentimientos nacidas antes de él, creadas entre mitologías más o menos románticas y realidades de un pueblo secular e históricamente separado del resto de la península.
    Disculpa, dejemos el tema, estamos en Aragón.
    En cualquier caso, te reitero la posibilidad de entrar más a fondo en el asunto; por mi parte, desde el más profundo respeto a ideas y personas.

    Chorche: he leído tus comentarios anteriores y me sorprende que éste en concreto sea tan banal: por supuesto no es una enfermedad, faltaría más, ni nada que tengas que desprenderse de ello. Tan sólo debe defenderse lo que uno cree sinceramente, y creo que es ese tu caso. En mi caso, no me he “curado” de nada. Mi experiencia ha sido diferente de la tuya, eso es todo. Ni mejor, ni peor. Distinta. ¿Es bueno o es malo? Si así sientes, actúa y piensa así, estás en tu derecho y, si me apuras, en tu obligación, pero no nieges lo distinto.
    Después de leerte, no creo sea tu estilo. En cualquier caso, salvo mis nostálgicos años Donostiarras, he estado en muchos sitios “de paso”, (según dices, no parece ser tu caso). Por el contrario, he pasado gran parte de mi vida en aragón, (por suerte, te lo aseguro). Continúa con tu sincera firmeza y tu equilibrio en tus exposiones; los lectores te lo agradecerán, como yo lo hago ahora.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s